bootstrap themes


HISTORIA PATOCUP

La gloriosa Pato Cup comenzó en el año 2002, cuando un grupo de pilotos novicios de la época decidieron construir una pista de motocross y que mejor que inaugurarla con una carrera. Para darle más clase al evento se decidió invitar a un experto de renombre, ojalá retirado, envejecido y venido a menos.
Carlos Muñoz, ex corredor profesional y entonces promotor de eventos, aceptó el desafío y desempolvó el traje.
Muñoz, al ver lo rápido del circuito y el descontrol de los novicios sobre el mismo, no pudo sino expresar : "estos patos literalmente están cavando su propia tumba". Esta frase automaticamente se convertió en el slogan de la primera Pato Cup. Sin embargo esa carrera debió suspenderse. Mientras uno de los novicios volvía en ambulancia a Santiago, los hermanos Haeussler Opazo se estrellaban entre ellos, quedando uno inconciente. La Pato Cup fallaba en su primer intento.
Ocho años después los mismos Patos renacen de la las cenizas y, cual ave fenix, construyen una nueva pista, más rápida y con saltos más grandes aun. Esta vez la carrera se realiza sin contratiempos pero ante la mirada atónita de los emplumados, la copa se la llevaba un invitado sorpresa : Gaspar Cubillos.
Para la tercera versión, los patos se confabulan y prohíben la inscripción de cualquier piloto sospechoso de robarles el título. No contentos con esa chanchada comienzan sus entrenamientos meses antes de anunciar la carrera y giran una y otra vez sobre la pista hasta tenerla limada. La Pato Cup debía quedarse en casa sí o sí. Sería suero o champagne para los patos. Sin embargo el deporte alado tenía otros planes : Matías Goñi, un tapado de más de cien kilos de tara, gana la final por estrecho márgen al crédito pato, Pailón Valenzuela.  
Hoy la Patocup es un campeonato a 4 fechas donde participan más de 150 pilotos repartidos entre 6 equipos oficiales (Lemon Racing Team, Camperos Racing Team, PLP Factory Racing, Team Pirque, Team Calidoso y Team Byron) así como númerosos esfuerzos independientes.